Club Anime

Navega por el foro y descubre las mejores noticias que ofrece el mundo del Anime y Manga.


    Anime - Sus comienzos

    Comparte

    Fox63L
    Ninja de la Academia
    Ninja de la Academia

    Masculino Mensajes : 8
    Dollars : 2135
    Reputación : 0
    Fecha de inscripción : 25/04/2011
    Edad : 29
    Localización : Argentina (Buenos Aires)

    Anime - Sus comienzos

    Mensaje por Fox63L el Lun Abr 25, 2011 4:29 am


    Como sabemos el término anime lo utilizamos para referirnos a los
    dibujos animados de procedencia japonesa, este mismo termino en Japón se
    utiliza para referirse a la animación en general.
    Internacionalmente,
    el anime fue una ves llamado “japanimation”, su mayor uso fue en las
    primeras oleadas del anime fandom en los años 70’ y 80’, pero fue
    desapareciendo a mediados de los 90’, justo antes del resurgir del
    anime.


    Historia del anime


    Este género
    de animación de origen japonés comienza en la década del siglo XX, con
    unas series de cortometrajes similares a la de otros países.
    La
    primer animación japonesa fue en 1907, no se sabe mucho de esto, solo
    que aparecía un chico marinero. No seria aquí donde comienza la historia
    de la animación japonesa, sino desde 1914 en adelante cuando
    productores japoneses se plantean la realización del cine de animación
    nacional, tras la exhibición de más de 93 películas de animación
    extranjeras, en su mayoría americanas.
    Tennenshoku Katsudo Shashin,
    fue la primer compañía en realizar una película del género, contratando
    al dibujante de manga Oten Shimokawa. La tarea no fue fácil, ya que en
    esa época no existía ningún tipo de información sobre técnicas de
    animación. No obstante en enero de 1917 Shimokawa logró estrenar su film
    de animación japonesa Imokawa Mukuzo, Genkanban no maki (Mukuzo Imokawa
    y el guardián de la entrada). Pero ese mismo año se estrenaron dos
    películas mas de animación nacional, una Saru Kani gassen (La batalla
    del mono y el cangrejo), basada en un cuento popular japonés por Saitaro
    Kitayama, un pintor de estilo occidental y la otra fue Hanawa Hekonai,
    Shinto no maki (Hekonai Hanawa y su nueva espada), con un samurai como
    protagonista por Simikazu Kouchi. Gracias a estos tres pioneros todo
    comienza.
    Pasado el tiempo Kitayama fue el único que se dedicó por
    completo a la animación japonesa, empleando jóvenes pintores a los que
    les enseñaba las técnicas del dibujo animado. Llego a realizar hasta
    diez películas una de ellas fue Momotaro (basada en un personaje
    infantil) que en 1917 consigue exportarse a Francia, convirtiéndose en
    el primer producto de animación japonesa que llega a occidente.
    En
    1923 Kitoyama deja los dibujos animados luego del gran terremoto de
    Kanto, dejando a varios jóvenes que luego seguirían el trabajo que el
    empezó. Uno de ellos fue Sanae Yamamoto quien se independizó y formo sus
    propios estudios de animación. Entre sus obras mas conocidas están
    Usagi to Kame (El conejo y la tortuga) y Taro Melocotón, el numero 1 en
    Japón.



    Hekonai Hanawa y su nueva espada La batalla del mono y el cangrejo El conejo y la tortuga

    Así
    como nuevos artistas aparecían al pasar los años, también crecían los
    adelantos técnicos, convengamos que en esa época la realización de
    animación implicaba mucho trabajo. Uno de los primeros adelantos fue una
    cámara de motor automático que no requería mover una manivela, lo cual
    les facilitaba el trabajo. Yokohama Cinema Shokai fueron los primeros
    en rodar películas con esta cámara, la primera fue Una rana es una rana,
    por Yasuji Murata.
    Podríamos decir lo mismo con el celuloide, un
    material indispensable en la animación pero que en Japón no se fabricaba
    y como producto de importación era muy caro. En reemplazo a este se
    empleaba el cut out, un sistema donde dibujaban los personajes en una
    especie de cartulina, se recortaba y luego fotografiaba. Kenzo Masaoka
    fue el primero en utilizar el tan preciado celuloide en sus películas,
    una de ella es Nansensu monogatari Sarugashima ((La absurda historia de
    la isla de los monos), como también fue el primero en realizar la primer
    película de animación sonora, Chikara to onna no yo no naka (Las
    mujeres y la fuerza mueven el mundo). Por estas dos razones en Japón lo
    han llamado el padre de la animación Japonesa y es respetado como tal.
    Otro
    que resalta por los adelantos técnicos es Misuyo Seo, un dibujante
    contratado por los estudios de Kenzo Masaoka, quien luego de aprender
    las técnicas de sonorización del mismo decide independizarse. Seo es
    contratado por la armada imperial dos veces, la primera en 1941 cuando
    Japón comienza su participación en la II guerra mundial tras atacar
    Peral Harbour, donde le encargan una película de propaganda que realce
    los éxitos militares del Japón en cara a los mas jóvenes y realiza Las
    águilas marinas de Toro Melocotón. La segunda en 1942 que para airear el
    éxito del grupo de Paracaidistas de la armada tras conquistar la base
    americana de Sulawesi (Indonesia) le encargan otra película de dibujos
    animados en vista a los mas chicos y es aquí donde Seo realiza Toro
    melocotón, el guerrero de los mares, la primer película de audio
    realizada; con un equipo de 70 personas (el mayor hasta entonces) y con
    un tiempo de elaboración de 14 meses Seo logra una superproducción de 74
    min.
    En 1945 se constituye la compañía Shin Nihon Dogasha, con Sanae
    Yamamoto y Kenzo Masaoka como figuras principales, la cual se dedica a
    la producción de películas de animación, aunque la falta de trabajo
    obligo a cerrar la compañía. Entonces en 1947 con la colaboración de
    Yasuji Murata se forma en su lugar Nihon Manga Eigasha pero en 1948
    Yamamoto y Masaoka deciden independizarse de la misma para formar la
    Nihon Doga Company.
    En 1950 el dibujante de manga Ryuchi Yokohama
    decide dedicarse a la animación y convierte su casa en estudio de cine,
    el cual se llamo Otogi Production. Estreno varias películas y con los
    años uso su jardín para formar estudios mayores así como también emplear
    más personal, pero en 1972 Otogi Production termino en bancarrota tras
    no poder recuperarse de los grandes préstamos de dinero que utilizo
    para sus largometrajes. Yokohama termina su labor, pero contribuyo a la
    formación de nuevos técnicos del género.




    Nansensu monogatari Sarugashima Chikara to onna no yo no naka Taro Melocotón, el guerrero divino de los mares

    La industria de la animación

    En
    agosto de 1956 Hiroshi Okawa al haber visto varias películas de dibujos
    animados en sus viajes al extranjero, analiza la situación de Japón y
    nota que los productores japoneses no tenían los equipos necesarios
    para lograr cortometrajes tan notables como los occidentales. Entonces
    decide por todos los medios necesarios lograr del cine de animación
    japonesa a que cresca la calidad del mismo hasta hacerlo competitivo y
    exportable. Es así que Okawa compra la compañía de Sanae Yamamoto
    (Nichido Eiga) incluyendo a este y sus 23 empleados y al son de su lema
    favorito, tenemos que convertirnos en la Disney de Oriente, inaugura
    Toei Doga, la cual en 1998 cambiara su nombre a Toei Animation, unas de
    las grandes productoras de animación de Japón.
    Su primer trabajo fue
    Hakujaden (La leyenda de la serpiente blanca), una película de 78 min. y
    la primera a color en el cine de la animación japonesa.
    Siempre
    competitivo, Toei se adelanta y en 1993 empieza la digitalización del
    proceso de animación, que sustituía los grandes procesos tradicionales,
    el cual hoy en día es utilizado en la totalidad del género producido en
    Japón.

    En 1945 un joven llamado Osamu Tezuca que durante su
    descanso de trabajo en una fabrica ve la película Toro Melocotón, el
    guerrero de los mares, de Mitsuyo Seo. Se propone a si mismo en realizar
    algún día una película de animación.
    Con el tiempo se dedica al
    manga, que asombrado por la animaciones de Disney rompe la base de
    diseño de los personajes, como los tan característicos ojos grandes que
    hoy en día representan al anime, los modificó de una manera que nunca se
    había visto, naciendo así el manga moderno y convirtiéndose con los
    años en el Dios del manga.
    Teniendo en cuenta su objetivo de
    realizar una película animada, en 1961 forma su propia compañía Mushi
    Production. Su primer trabajo fue Aru machikado no monogatari (Historia
    de un rincón de la calle), con una duración de 39 min.



    Aru machikado no monogatari Hakujaden

    En
    Japón la televisión comenzó las emisiones de series en 1953, pero eran
    animaciones que provenían de EE.UU. Los productores japoneses se
    plantearon la realización de series nacionales para televisión, Toei fue
    uno de ellos, pero el trabajo era riesgoso por lo que abandona la idea.
    Sin embargo, Mushi Production, la cual estaba al mando de Tezuka,
    decide afrontar el reto y nace la primer serie de TV de animación
    japonesa, Tetsuman Atomu (mejor conocida como Astroboy) con entregas de
    30 min. Una adaptación del personaje de manga que el mismo Tezuka había
    creado. Este fue su segundo trabajo desde el comienzo de Mushi
    Production.
    En 1963 tras la gran aceptación de la audiencia con
    Astroboy, Toei aprovecha el fenómeno y realiza Okami shonen Ken la cual
    se emite el mismo año.
    Janguru Taitei, también conocida como Kimba,
    el Leon Blanco, fue y es otro de los trabajos mas conocidos de Tezuka y
    el primero que utiliza color, aunque en aquella época no todos tenían el
    lujo de tener televisión a color por lo que la mayoría la vio en
    blanco y negro.
    Mushi Production tuvo grandes éxitos pero esto no
    impidió que tras la crisis financiera del país, la productora cerrara el
    estudio de animación en los años 70.



    Tetsuwan Atomu Okami shonen Ken Janguru Taitei

    Con
    el éxito de las series de estas dos productoras, pronto aparecieron
    competencias de otras productoras y así mismo diferentes tipos de
    géneros: deportes, fantasía, aventuras etc., los que conocemos hoy en
    día. En la década del 60´ comienza el tema de los robots gigantes,
    gracias a la productora TCJ que emite Tetsujin 28-go, basado en el manga
    de Mitsuteru Yokohama, serie que como Astroboy se vende a Estados
    Unidos bajo el nombre de Gigantor. Pero no es hasta los años 70 que el
    furor de los robots comienza con la serie Mazinger Z, basada en los
    personajes de Go Nagai. Aunque el genero se desarrolla mas aun a
    finales de los 70´ por Yoshiyuki Tomino con Mobile Suit Gundam, la cual
    no alcanzo gran audiencia hasta su segunda emisión y así le siguieron
    Macross, entre otras, convirtiéndose en la década de 1980 en un clásico y
    hoy en día en un genero común en Japón tanto como en todo el mundo.
    Para
    esta misma década y gracias a estas productoras el anime comienza a
    distribuirse a occidente, llegando a así a Latinoamérica con series como
    Candy Candy, Meteoro, Cyborg 009, la recien nombrada Mazinger Z,
    marcando el primer gran boom del anime tanto en Japón como en occidente.

    Otros
    que trabajaron en series de televisión, luego de abandonar Toei (una de
    ellas fue Heidi) fueron Isao Takahata y Hayao Miyazaki. Miyazaki
    anhelaba mucho volver a la pantalla grande por lo que logra conseguir
    un contrato como director para adaptar al cine el popular personaje de
    Lupin III, en El castillo de Cagliostro, un trabajo altamente
    reconocido. Luego Miyasaki aprovecha el gran prestigio de su manga
    Nausiicaa del Valle del Viento y adapta el mismo al cine, con Takahata
    como productor. Gracias al gran éxito de este, ambos convencen al
    magnate Yasuyoshi Tokuma para que colabore en la formación de sus
    propios estudios, inaugurando en 1985 Studio Ghibli. Dentro de estos,
    Miyazaki dirigió grandes títulos como Mi vecino Totoro, Laputa y Porco
    Rosso. Mientras que Takahata dirigió la Tumba de las luciérnagas y Pom
    Poko, todas estas producciones fueron de gran éxito en Japón como en el
    extranjero, dándose a resaltar el nombre Studio Ghibli.

    Con los
    años también se fueron formando diferente tipos de formatos, los
    primeros fueron las películas (refiriéndonos a la animación) que hoy en
    día pueden ser historias originales o basadas de algún manga o alguna
    serie, que pueden ser historias alternas o de algún tiempo lógico
    establecido en la serie.
    Le siguen las series de televisión, el
    formato mas común en estos tiempos, que la mayoría de las veces es la
    adaptación de un manga, esta tienen una duración de media hora y
    usualmente se emiten una vez por semana con temporadas de 13 a 26
    capítulos como lo mas normal.
    El formato OVA (Original Video
    Animation) se lanzo en la década de los 80´, son producciones lanzadas
    directamente al ámbito domestico, sin emisión previa por TV ni estreno
    en los cines. La duración de este puede variar desde unos 10 min. a 45
    min. y puede estar o no relacionada con alguna serie o manga.
    El
    primer OVA que salio al mercado fue Dallos en 1983, un anime de ciencia
    ficción, el cual fue fruto del pionero Studio Pierrot, quien se arriesgó
    y se aventuro al desconocido mercado.
    También están los especiales
    de televisión, la palabra misma se describe, están referidos a series
    que se acaban de emitir o están emitiéndose, pueden estar relacionados
    como no.
    Y por ultimo el ONA (Original Net Animation), es anime creado en Internet y su distribución es en la misma.



    Nausiicaa del Valle del Viento Tetsujin 28-go Dallos

    Directores Reconocidos

    Hayao Miyazaki


    En
    1997 se estreno La princesa Mononoke, resonando con ello el nombre del
    Studio Ghibli. Película dirigida por Miyazaki, donde argumenta como la
    Naturaleza es amenazada por el hombre, una obra maestra que sobrepaso
    todas las expectativas, logrando una recaudación de mas de mil millones
    de yenes, que comparándola con películas norteamericanas supero incluso a
    E.T El extraterrestre.
    Tras esta película Miyazaki anuncia a los
    medio que Mononoke Hime seria su ultima película, aunque unos años
    después se retractaría cuando en el 2001 vuelve a la dirección con El
    Viaje de Chihiro, película con la que gana un Oso de oro en el 2002,
    premio otorgado en el festival de cine de Berlin y un Oscar a la mejor
    película de animación. El viaje de Chihiro tuvo ingresos de 150 millones
    de yenes, igual a la película Titanic.
    Mas tarde regresaría con El castillo ambulante, nominada al Oscar como mejor película animada aunque esta vez no gana el premio.
    Las
    obras de Miyasaki están enfocadas a los niños y en Japón lo han
    llamado el Walt Disney japonés, sus obras abordan temas complejos como
    el hombre y la naturaleza, la responsabilidad o el individualismo.
    En el 2005 Miyazaki recibe el León de oro a su carrera.



    Mononoke Hime Spirit Away

    Mamoru Oshii

    En
    1985 de la mano de Studios Pierrot sale un nuevo sistema de animación,
    el Ova, considerado una revolución dentro de la industria. Mamoru Oshii
    tuvo el honor de dirigir el primer producto en este formato, Dallos, una
    miniserie de ciencia ficción de cinco episodios. Desde ese momento
    Oshii se convierte en un referente.
    En ese mismo año con la
    colaboración de Studio Deen guionizó y dirigió otro Ova de gran
    calidad, una obra experimental y confusa que luego muchos recomendarían
    llamada Tenshi no tamago.
    En 1988 Oshii se encargo de dirigir dos de
    sus mejores trabajos en su carrera, que figuran también entre las
    mejores películas del anime en la historia, estas serian Patlabor, que
    gracias a él consiguió prestigio mundial. Sin embargo el nombre de Oshii
    llega al publico occidental en 1995 con Ghost in the Shell. Al gran
    éxito de esta, en el 2003 le sigue la serie GITS Stand Alone Complex,
    mas una segunda temporada. En el 2004 se estrenaría en los cines
    japoneses Ghost in the Shell: Innocense, una séquela de la película de
    1995. La misma se presento en el festival de Cannes del mismo año.
    En
    el 2008 Oshii recibe el Premio de la critica Jose Luis Guarnier, en el
    Festival de cine Sitges por la película The Sky Crawlers.



    Ghost in the Shell The Sky Crawlers

    Katsuhiro Otomo

    Otomo,
    un dibujante de manga, guionista y director de manga y anime de
    prestigio. Reconocido mundialmente por dirigir Akira, una de las
    películas mas influyentes del anime, la cual esta basada en un manga de
    su propia creación.
    Entre los títulos mas reconocidos como director
    resaltan Memories (1995), Neo Tokyo que fue dirigida junto con Rintaro y
    Yoshiaki Kawajiri.
    Otomo se retira, pero vuelve en el 2004
    dirigiendo la película SteamBoy, una historia del steampunk mas
    tradicional. En el 2006 vuelve a aparecer, aunque esta vez como
    diseñador de personaje y mecha para el Ova de 7 capítulos, Freedom.



    Akira Steamboy

    Hideaki Anno

    El
    talento de Hideaki Anno empezó a ser reconocido a partir de la película
    Nausica, El valle de los vientos cuando participo del equipo de
    animación, película dirigida por Hayao Miyazasi.

    En 1985 se
    funda Gainax, siendo Hideaki Anno co- fundador de la misma, iniciando
    su trabajo como director. El primer trabajo y primer gran éxito de
    Gainax y Anno como director fue Gunbuster: Aim for the Force. Luego le
    seguiría Fushigi no Umi no Nadia, hasta entonces una la mas exitosa.
    Luego
    de cuatro años de depresión Hideaki vuelve en 1995 para dirigir Neon
    Genesis Evangelion, una historia con un fuerte contenido filosófico y
    emocional, serie que toma un papel importante en la historia del anime.
    Neon Genesis Evangelion llego a ser reconocida como una de las
    animaciones mas influyentes.



    Gunbuster Neon Genesis Evangelion

    En la década de los 80´ y 90´ en occidente el mercado fue aumentando
    gracias a títulos como: Dragon Ball, Saint Seiya, Sailor Moon, Card
    Captor Sakura, Ranma ½, la revolucionaria Neon Genesis Evangelion, entre
    otras de igual repercusión. Para el 2000 este mercado crece a pasos
    agigantados, y se hacen mucho mas notorias las comunidades otakus, las
    convenciones, y los fansubs quienes tienen mucho que ver también con
    este crecimiento ya que al distribuir las series de anime traducidas por
    Internet, tiene como consecuencia una creciente distribución fuera de
    Japón, puesto que antes de ser licenciadas ya cuentan con renombre, lo
    cual facilita la exportación.

      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 8:06 pm